fbpx

DOLOR CRÓNICO Y
REGULACIÓN TRIGEMINAL

Este artículo limitado a 500 palabras está dirigido hacia su publicación en una sociedad médica y multidisciplinar dedicada al tratamiento del dolor.  

Mostramos como el dolor crónico simple o no maligno, es modulado por el nervio trigémino por vías y centros, nociceptivos y antinociceptivos, regulándolos o modulándolos. Además de cómo se activa la analgesia en el dolor crónico con la masticación bilateral alternante, propuesta desde hace años por la Rehabilitación Neuro-Oclusal (RNO)(saber más) y el mecanismo de acción del protocolo Human Body Total Care (HBTC)(saber más).

Esperamos que nuestras observaciones clínicas, confirmadas por el testimonio de nuestros pacientes (saber más) , pronto puedan ayudar a muchos otros enfermos aquejados de dolor crónico que son insuficientemente valorados y tratados.  

Opinamos que esto ocurre al no apreciar los especialistas del tratamiento del dolor crónico esta relación con las disfunciones de la boca y la regulación del dolor crónico mediante el nervio trigémino . En especial para ellos va dirigido esta pequeña reseña sobre el dolor crónico y la funcionalidad de la boca.

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Articulo enviado a la Sociedad Médica Interdisciplinar:

El conocimiento de la función sensitiva y motora del nervio trigémino debe ser integrado en cualquier especialidad médica y sanitaria implicada y es preciso familiarizarse con este nervio tan singular.  [1] [2][3][4][5][6][7][8][9][12]

Anatómicamente presenta asimetría volumétrica entre su parte sensitiva y motora.

Los núcleos sensitivos son de mayor tamaño y extensión en relación con los motores. Ocupan el tronco encefálico y llegan hasta la correspondencia C4. Además, el trigémino forma parte del sistema de regulación del dolor crónico. [5][6][7][8][13]

La cavidad bucal y en especial la función masticatoria está regulada por las ramas del V par. El nervio trigémino destaca por su alta sensibilidad especialmente al dolor.

Por ello el dolor, sobre todo el de tipo crónico, tiene que ser entendido en relación con la funcionalidad de la boca y de la función masticatoria.  [3][4][5][6]

La experiencia clínica y las investigaciones publicadas constatan la existencia de dolor crónico en situaciones como la fibromialgia, el síndrome miofascial o las disfunciones cráneo-mandibulares. [2][7][8][9][15]

En dichas patologías las escenas de dolor crónico se relacionan entre sí y pueden considerarse manifestaciones más o menos localizadas en distintas zonas sintomáticas del paciente. [14][15][42]

Todo lo anterior ocurre porque en los núcleos troncoencefálicos del trigémino además de converger las entradas periféricas, también reciben extensas conexiones neuronales e interneuronales de otros lugares del sistema nervioso central y del sistema nervioso autónomo.[2][3][9][20][21]

Apreciándose tratamientos similares en su concepción y en sus resultados: farmacológicos de tipo analgésico o coadyuvantes, procedimientos fisioterapéuticos y de terapia ocupacional, psicoterapia, procedimientos anestésicos y neuroquirúrgicos.[7][8][18][19]

La práctica clínica con el protocolo Human Body Total Care (HBTC) ha demostrado ser un tratamiento efectivo para estos casos de dolor crónico.

HBTC llega a todas las regiones del cuerpo humano desde la cabeza y en particular desde la boca; porque integra los cometidos de todos los nervios encefálicos y sus funciones, como la respiración, masticación, deglución, olfato, gusto, oído, equilibrio y visión.

Esta mejoría se produce al reequilibrar la situación funcional bilateral del nervio trigémino, a través de la información propioceptiva proveniente de los dientes y posición de las articulaciones temporo-mandibulares durante la dinámica mandibular.

Asimismo, se envían fibras aferentes a otros núcleos de los nervios craneales y las estructuras de la formación reticular, del sistema límbico y del hipotálamo.

Estos núcleos también son ricos en receptores para el espectro de los neurotransmisores, a través de los cuales se modulan la entrada sensorial y los comportamientos motores. [5][69][7][8][10][20]

Hay que mencionar que las neuronas nociceptivas de segundo orden del subnúcleo caudalis se ramifican por toda la formación reticular y las estructuras límbicas y se conectan al subnúcleo interpolaris, subnúcleo oralis y núcleo caudal principal o espinal sensorial, que es el “núcleo sensitivo principal del trigémino”.[5][6][7]

Durante la masticación simétrica o balanceada bilateral el trigémino alimenta de manera simétrica el locus cerúleo, y la noradrenalina es enviada de forma armónica y simétrica a los dos hemisferios cerebrales, manteniendo el equilibrio entre los dos hemisferios.

Debido a que la función masticatoria activaría vías antinociceptivas, regulandolas o modulándolas, y activando la analgesia.[22][23][24][25][26][13][28][29][30][40][41][43]

Por tanto, se podría mejorar la calidad de vida de los pacientes aquejados de dolor crónico restableciendo la funcionalidad bilateral alternante y simétrica de la función masticatoria.[30][31][32][33][34][35][36][37][39][32][41][9[15]

Autores:

Bibliografía:

Call Now Button
clinica-dental-moreno-cabello-logotipo

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.